domingo, 26 de agosto de 2007

Diferencias entre psicología y psicoanálisis

La gente comenta y se pregunta: “¿Es lo mismo la Psicología y el Psicoanálisis?”, “No sé qué tipo de
técnicas aplica mi psicólogo”, “hace 5 años que hago Psicoanálisis, ¿hay otras escuelas en Psicología?...
no lo sabía”, “¿Terapia Cognitivo Conductual?,¿Gestalt?, ¿Terapia Sistémica? No las conozco...nunca
me informó mi analista”.

Este tipo de afirmaciones aparecen en los pacientes cuando no están informados sobre las diferencias entre
las diversas corrientes en Psicología. Frecuentemente, en el mundo “psi” de Buenos Aires, la gente no sabe
que Psicología y Psicoanálisis no son lo mismo. La gran mayoría de psicoanalistas no informan a sus
pacientes de modo explícito que el abordaje psicoanalítico no aplica técnicas directas para
modificar las conductas, pensamientos y emociones que acarrean sufrimiento al paciente, menos aún que tales
procedimientos sí existen, con probada eficacia científica. Este hecho adquiere especial relevancia
pues, contrariamente a lo que sucede en todo el mundo occidental, el Psicoanálisis constituye
indiscutiblemente el marco teórico hegemónico y dominante en nuestra ciudad.

Desde nuestro parecer, resulta indispensable que el paciente conozca de modo claro y transparente las
diferencias entre las diversas corrientes de la Psicología. Es útil por lo tanto pasar a definir
algunos términos:

- PSICOLOGIA: Es el estudio científico de la conducta y los procesos mentales.

- ESCUELAS DE PSICOLOGIA: Diversas teorías y aplicaciones que han surgido de al menos cinco
corrientes de mayor influencia: Conductismo, Gestalt y Psicología Humanística, Cognitivismo, Teoría Sistémica
y Psicoanálisis.

- PSICOANALISIS: Es una teoría de la personalidad, desarrollada principalmente por Freud, como forma de
terapia. Se basa en la creencia de que los problemas psicológicos son síntomas de conflictos internos,
reprimidos durante la infancia y de que la tarea del psicoanalista es ayudar al paciente a traer estos
conflictos ocultos a la conciencia de tal forma que se les pueda abordar de manera efectiva. El abordaje
psicoanalítico –al menos el ortodoxo- no trata “directamente” aquello que el paciente desea cambiar
mediante una técnica específica; parte del supuesto que si el analista apunta directamente a la
eliminación de los “síntomas”, interfiere entonces con el “descubrimiento” de aspectos inconscientes de la
persona que consulta.

- TERAPIA COGNITIVO-CONDUCTUAL: se trata de un modelo de intervención psicológica fundado en la
investigación científica contemporánea. Tiene como objetivo la aplicación de conocimientos teóricos y
técnicas psicológicas orientada al cambio de los comportamientos, pensamientos y emociones que generan
malestar en el paciente. Se nutre de procedimientos que posean apoyo empírico, es decir, que hayan probado
su eficacia en investigaciones científicas controladas.

El Psicoanálisis es sólo una de las corrientes de Psicología, no es la psicología.
Por: Lic. Ariel Minici, Lic. José Dahab y Lic. Carmela Rivadeneira

http://www.cognitivoconductual.org/articles/difpsico.htm